Películas bolivianas que debes agregar a tu lista

Bolivia es uno de los países que mantiene con mayor fuerza la influencia y presencia de elementos de su cultura ancestral. Lo vemos en su gastronomía, eventos culturales y especialmente en sus películas, donde hay una mezcla de elementos propios tradicionales con algunos elementos modernos que le dan un toque único a estas producciones. Podemos ver sus películas en plataformas de transmisión en línea, al igual que podemos usar la Nossa Aposta bónus en línea, después de todo. son de muy fácil acceso.

Si a este contraste de elementos le sumamos paisajes únicos, tanto por sus características naturales como por sus particularidades geográficas (con pueblos enteros a miles de metros sobre el nivel del mar), encontramos que vale la pena armar una listas con esas películas bolivianas especiales, que seguramente querrás agregar a tu lista. Empezamos. 

La Bicicleta de los Huancas

La trama se centra en una pelea entre dos grandes familias bolivianas, los Huanca y los Choque, quienes luchan por una bicicleta, pero en estas peleas nos encontramos con las más divertidas situaciones, lo que nos muestra que también a nivel de comedias los bolivianos tienen mucho que ofrecer en sus filmes. 

Zona Sur

Es una de las películas más interesantes que podamos ver, ya que refleja una realidad que aún vive Bolivia, como es el problema de discriminación entre gente de clase alta, incluso con alguna ascendencia indígena, contra la clase más pobre del país. En la historia, una familia acomodada cuyos hijos tienen problemas de conducta, se ve en una situación compleja por las diferencias y tratos entre sus hijos y los sirvientes indígenas, quienes por estos mismos problemas entran en una grave crisis de identidad. 

Los Andes no creen en Dios

En Bolivia muchos jóvenes, profesionales, busca fortunas, llegaron desde Europa, EEUU y muchos otros países, atraídos por la riqueza de sus minas. En este caso, tenemos una historia que sin ningún problema ha podido ocurrir en la vida real, con un joven europeo que llega a probar suerte en las minas, siendo escritor, con buena educación y con algún dinero para invertir se enamora de una chica con rasgos indígenas.

Los señalamientos producto de la discriminación es lo que termina causándole problemas y separando a aquella pareja que, más allá de lo que diga la gente, tienen claro que se quieren y en el fondo desean luchar por estar juntos. 

El Minero del Diablo

Dos jóvenes pobres de Bolivia trabajan en las minas, en las condiciones más infrahumanas que podamos imaginarnos y es que El Minero del Diablo, es una película que se centra justamente en esto, reflejar la realidad de los niños bolivianos que ven transcurrir su infancia y parte de su juventud bajo tierra, mientras el polvo y los químicos van desgastando su vida, que difícilmente les ofrece algo más que cigarrillos para sostenerse con el vicio mientras trabajan para llevar el pan a su casa. 

Parte del alcohol y cigarros que mantienen en pie a estos niños, es entregado a cambio de protección. El Diablo los protege, pero a cambio de lo poco que pueden conseguir para pasar su corta vida bajo tierra. 

El Cementerio de los Elefantes

Un regalo para el final: Esta película ganó varios premios por una trama única. Si el lector conoce la esencia de los cementerios de elefantes, puede ubicarse mejor. Es la historia de un alcohólico que desde los 14 años, hasta sus actuales 33 años, vive tomando el día y noche. 

Ahora, enfermo y cerca de la muerte, decide hacer una reservación en un hotel que se conoce como El Cementerio de los Elefantes, un sitio donde las personas reciben todo el alcohol puro que quieran, con el firme propósito de que mueran en el sitio, tomando a gusto.